Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo Gerión, el engendro deforme de 3 cabezas derrotó al Rey Tubal. Pyrene enamorada de Hercules, sabiendo que el monstruo iría a por ella, huye a los bosques de las llanura, morada de dioses, semidioses y hombres, para esconderse del horrible engendro de 3 cabezas.